Carácter - Brugidolls

Carácter

El RAGDOLL es un gato sumamente bueno y está atento a todas las actividades de sus amos. No es extraño que les sigan por toda la casa para saber qué hacen en cada momento y buscar una caricia.

Son tranquilos, juguetones, apacibles, relajados y muy cariñosos. Su buena disposición y personalidad son lo que hacen de él un gato verdaderamente único e ideal para estar en una casa o en un apartamento.

Su dulce carácter hace que se adapten muy fácilmente a la compañía de otros gatos o perros. También saben ganarse el afecto de las personas ancianas o que no gozan de buena salud, pues les transmiten una agradable sensación de calma y tranquilidad. Con los niños son muy pacientes y les gusta jugar con ellos.

Si se les acostumbra de pequeños pueden viajar con sus amos e incluso llevarlos con una trailla como si fuese un perro.

El RAGDOLL se adapta fácilmente a cualquier situación y es muy importante para él sentirse querido por las personas que están a su alrededor.

Si usted no es amante de los gatos, el RAGDOLL le hará cambiar de idea, su belleza y apacible temperamento le cautivarán.